Avances y retos de la educación en México…

Seguramente, la mayoría de nosotros tuvimos durante nuestra trayectoria académica un maestro o maestra que marcó nuestra vida, que probablemente motivó la profesión que ejercemos y que mucho aportó en la formación del ser humano que somos. Porque muchos maestros en México han sido, junto con la familia, formadores de grandes ciudadanos y de verdaderos líderes, les extiendo mi más sincera felicitación.

El sistema educativo en México fue por muchos años víctima de la inercia política e institucional del antiguo poder hegemónico, creó con grades costos al sindicato más grande de América Latina y en la actualidad necesita de una reforma educativa que ponga al país a la altura de la nueva realidad mundial. Con la llegada de los gobiernos humanistas de Acción Nacional hace 10 años, se han dado avances concretos en beneficio de la educación en México. A pesar del intento de algunos por mostrar un escenario fatídico, las cifras demuestran que el país ha avanzado considerablemente en la última década. Empero, se debe admitir que aún falta mucho por hacer para vencer el rezago educativo, sin perder de vista que la responsabilidad no es exclusiva de la administración federal; en esta noble labor el compromiso también debe ser asumido por los estados, por los maestros y por los padres de familia. En ningún otro caso de política pública es tan evidente y tan necesaria la unión de sinergias entre las instituciones educativas y la sociedad civil organizada.

A pesar de que a muchos les cuesta trabajo reconocerlo, los gobiernos panistas han enfrentado con más recursos y con mayor determinación el rezago heredado por muchos años y han elevado la calidad de la educación en México; el Censo 2010 arroja ya un nivel de educación escolar de 8.6, mientras que en 1990 era de apenas 6.5, la tasa de analfabetismo que en 1990 era de 12.4 por ciento, se redujo al 6.9 por ciento en este 2010; se han entregado 57.1 millones de becas de 2001 al 2011, mientras que de 1990 al año 2000 se entregaron 7.9 millones de becas; la inversión pública se ha duplicado, mientras que en el 2010 se destinaban 10,600 pesos por cada alumno, en el 2010 se destinaron 20,500.

Gracias a estos importantes esfuerzos, en este sexenio se logró que el 95 por ciento de los niños y adolescentes de este país -población de 6 a 14 años- estén en las aulas. Además del aumento del número de jóvenes en los salones de clases; en el 2010, el 40 por ciento de la población de 15 a 24 años asiste a la escuela, mientras que en 1990 lo hacía sólo el 30 por ciento. Esto se debe en gran parte al incremento del apoyo económico a nuestros jóvenes; con los gobiernos panistas el 37.5 por ciento de los estudiantes de bachillerato en escuelas públicas cuentan con una beca, cuando hace diez años sólo el 5.1 por ciento contaba con el apoyo. Las dificultades para un joven aumentan al entrar a la Universidad; por ello, celebramos que de 2007 a 2010 la matrícula en la educación superior en escuelas públicas se haya incrementado en casi 70 por ciento, y que para este 2011, se invierta la histórica cantidad de 91 mil millones en este nivel.

Aún cuando algunos actores políticos con poca autoridad moral como Humberto Moreira intenten vender la idea de que México está peor que nunca, los resultados demuestran el verdadero compromiso de los gobiernos de Acción Nacional. Aquí es necesario resaltar un punto crucial en la historia de nuestro país: en 2008, la Secretaría de Educación Pública Federal, encabezada por Josefina Vázquez Mota en aquel momento, logró regresar a las aulas los libros de civismo y ética, tras 25 años de no tenerlos.

En el México del pasado, la gran mayoría de los docentes tenía que comprar su plaza o recurrir a importantes “palancas” para obtenerla. Hoy, gracias al Acuerdo por la Calidad en la Educación, 80 mil maestros han concursado y están dando clases por mérito propio, y en 2011 se invertirán 450 millones de pesos para crear nuevas plazas. Además, se cuenta con un Catálogo Nacional de Formación Continua y Superación Profesional de maestros y maestras de educación básica, elaborado por Universidades de todo el país y en el que se han integrado por 700 programas académicos, donde el 80 por ciento de los cursos con los que cuenta, están destinados a fortalecer la enseñanza de Matemáticas, Español, Ciencias, Historia y Formación Cívica. Gracias al acuerdo, en el 2010 se entregaron estímulos a los mejores maestros y directivos y se instalaron 170 mil Consejos Escolares de Participación Social en todos los planteles de México, para involucrar a la sociedad civil en este desafío; y aún cuando corresponde a las entidades federativas hacerlo, el gobierno federal ha rehabilitado la infraestructura de 42 mil escuelas de educación básica, y por tercer año consecutivo, en 2011 se están invirtiendo más de tres mil millones para mejorar los baños, laboratorios y talleres de las escuelas rurales más pobres.

En este sexenio, por primera vez en la historia del sistema educativo se llevan a cabo evaluaciones para reconocer y discutir con la sociedad las fortalezas y debilidades que se tienen. A pesar de las críticas y de que hay cosas que mejorar, la prueba Enlace ha servido para evaluar la calidad educativa y ha ayudado a mejorar el desempeño escolar. Por ejemplo, los alumnos de primaria registraron un avance de alrededor de 16 puntos porcentuales en la calificación de Bueno y Excelente, tanto en Matemáticas como en Español. Como vemos, los esfuerzos han generado importantes avances, pero aún es urgente una transformación de fondo en el sistema educativo para hacerlo más moderno y eficiente. Es cierto que se tiene que invertir más en infraestructura y garantizar el acceso de los alumnos a las nuevas tecnologías. Pero un tema que urge analizar también es el costo que tiene para México los maestros comisionados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), cuyo monto en 2009 fue de 2 mil 247 millones de pesos, donde 16 mil 31 profesores realizaron trabajo político y sindical.

Esperemos que luego de que la maestra Elba Esther Gordillo expresó su disposición para dotar de autonomía al Instituto Nacional de Evaluación para la Educación (INEE) y para la creación del Sistema de Evaluación Universal para los docentes, y que el Presidente Calderón asumió la responsabilidad que le toca al Gobierno Federal, se concreten más y mejores resultados en materia educativa, en beneficio de todos.

(Juan Carlos Mondragón Quintana)

 

http://e-consulta.com/portal/index.php?option=com_k2&view=item&id=9080:avances-y-retos-de-la-educación-en-méxico&Itemid=334

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s